Feeds:
Entradas
Comentarios

Nos trasladamos

MUDAMOS TODA LA PARTE DE VIAJES A UN NUEVO BLOG TEMÁTICO DONDE PODRÉIS ENCONTRAR LAS ANTIGUAS EXPERIENCIAS Y OTRAS NUEVAS:

www.viajexperience.blogspot.com

Anuncios

Soñaba hace unas noches que un viento gélido desde tierras lejanas, susurraba a mi oído. “El río Guadalquivir llora”, gemía dolido. La tristeza invadió mi cuerpo, el desgarre no pudo menos que enviar mis lágrimas con él. Mi país desde la distancia emitía vibraciones sobrecogedoras, que hoy he vuelto a sentir. El río sevillano movía aguas turbias…

Es difícil plasmar ciertos sentimientos, especialmente los infelices. Desearía que las palabras fuesen colores y mis manos el pincel con las que expresarlos. Ahora mismo sin embargo no sabría que tonalidades utilizar, o quizás sí.

Permítanme hablarles de un color azul verdoso, como el de las aguas de mi río. Se trata de un color que ha estado presente en mi vida desde que tengo recuerdos, de un color que ya se hacía presente y querido mucho antes de que yo viera la luz natal. Este color ha acompañado a mi familia, conocidos y amigos en toda clase de momentos y eventos, causando sonrisas derredor, haciendo brillar las caras de los que tenían la suerte de toparse con él. Aún en la distancia, incluso cuando durante un tiempo dejabas de percibir su matiz, siempre oías hablar del color azul. Nunca escuché a nadie decir que no le gustara o que debiese renovar algo de su tonalidad. Este color realmente era amado, se hacía amar. Fue un color que nació, se crió y vivió en Triana la mayor parte de su vida (no podía ser de otra manera). Jugaba con los niños en sus calles, enamoró a las mujeres por sus rincones, e hizo de su color descendencia.

Recuerdo la sonrisa de Jose…

Creo que la llevo grabada a fuego desde que era una cría. Aún me siento una niña cuando suceden cosas como estas. Pero la tristeza hace días que huyó con aquella sombra negra. Sé que el Cañete que yo conocí, que el mundo conocía, el amigo, maestro, campeón del mundo de remo, hermano, hijo, marido y padre nos está mandando un mensaje. Lo percibo en cualquier lugar. Contemplo el humo que desprende una vara de incienso, y veo su rostro, sigue siendo azul verdoso. No hay lugar para el negro, ni el gris, ni tan siquiera el blanco. Yo pienso en él y sólo veo colores alegres, ¿Acaso no los veis vosotros?

Mirad como ríe, no para de bromear, juega con su crío, besa a su mujer, disfruta con su familia y está al lado de sus amigos y conocidos. Sigue dando lecciones a sus alumnos y dejando su semilla por donde quiera que pase. Los recuerdos de una persona son las que lo mantienen con vida, los que la hacen presente, el amor que ha dejado a su alrededor, la vida que ha llevado. Por eso hay colores que siempre están a nuestro lado.

No quiero hablar de más tristeza, prefiero hacerlo sobre amor. Y hay pocos amores más fuertes que los que siente una madre. La de Jose ha querido acompañarlo en su nueva vida, apoyarlo y darle todo su cariño (¿no es eso lo que hacen las madres?). Debemos alegrarnos por ellos. Es extraño, pero no puedo evitar imaginármelos de la mano, ella joven, como su personalidad, pisando fuerte con sus taconazos de aguja, caminando con la falda de tubo y la compra del mercado,con su belleza de antaño que aún podía verse reflejada. Parece que se huele su puchero del que tanto me han hablado. Él de crío, deseando hacer de las suyas en la escuela. Creo que le debe estar acompañando al colegio en este mismo instante.

Leía estos días las noticias sobre mi color azul verdoso en distintos diarios, los comentarios de amigos y alumnos en cada uno de ellos. He visto tanto amor…

Para todos sus seres queridos quiero recomendar encarecidamente una película. Pienso en todo esto, e instintivamente acuden a mi cabeza muchas de sus escenas. En Big Fish, como se titula el film, veo a nuestro Cañete, y nos veo a todos nosotros, acompañándolo.

No pude estar en su “hasta luego”, y sin embargo puedo imaginarlo. Remeros y amigos del Club Náutico, alumnos y compañeros de Cortegana, amigos del colegio, del barrio, de toda la vida, compañeros de carrera y trabajo, familiares y él con todos ellos. Dicen que en la iglesia no cabía un alfiler…

Sigo escuchando, leyendo sobre él…para mi siempre fue una bellísima persona, para toda mi familia, y no me sorprendió observar por lo que conocía, los comentarios de aquellos que querían despedirse de él también a través de la red. Si me impactó por otro lado, el extremo cariño que le profieren sus alumnos. Durante mis 12 años escolares han pasado muchos profesores y profesoras por las aulas, y a muchos les recuerdo con cariño, pero no he sentido nunca aquello que veo reflejado en las palabras de los que estuvieron bajo el cargo de Jose Cañete. Cómo ya decía, tampoco me extraña…

Mis frases están llenas de puntos suspensivos, y es que hay huecos que nadie sabe cómo rellenar. Quiero pensar y animar a todos los que querían a esta entrañable y modesta persona, a que también piensen en un remedio. Querida Choni, queridos familiares, amigos y alumnos, este marido y padre ejemplar sembró una semilla que todos debemos cuidar y la que debe servir de consuelo para el hueco del que hablábamos. Que no existan rostros tristes para el Quiqui. Que el pequeño sólo encuentre sonrisas, ahora y siempre, sabéis que él hubiera hecho lo mismo. Esa sonrisa…

Hay personas que disfrutan haciendo felices a los demás. ¿No os hace felices el azul del mar? ¿Y el azul verdoso del Guadalquivir? ¿Qué hay del azul del cielo? ¿El príncipe azul? Es un color tan bello, tan alegre, tan vibrante, tan Jose…

“Anda iros que no os he visto”, diría a sus alumnos si los viese llorando (¿quién no lo ha hecho?). “Vámonos a Manolita”, animaría a sus acompañantes tras cualquier celebración o despedida. Cada cerveza, cada carrera, cada paseo por el río, él querrá acompañarnos, dejemos que lo haga entre risas…

Olé tú, Jose, y la madre que te parió.

Seguid repartiendo cariño y sonrisas desde arriba. Nosotros no nos olvidaremos de recoger vuestros colores cada día desde aquí abajo. Hasta pronto.

POSDATA: Contándole a uno de mis apoyos en Argentina la situación, resolvió escribir algo tan bello que no he podido resistirme a añadirlo. Gracias Santi.

Grito en silencio

No encontré forma alguna de escaparme, no resolví en ninguno de mis sentidos. Me arrodille, me levante, me acosté, volví a levantarme e intente comprender los silencios eternos. Sentí que los días no se parecían, intentaban distraerme, como si traicionaran cada uno de mis actos al sentirme respirar. Me levante, me arrodille, me acosté y volví a levantarme.

No había gotas en el piso, algo había secado en mí…. Mire al espejo,, note leves ausencias, esas ausencias que solo los ojos pueden ver…. Me acosté, me levante, me arrodille y volví a levantarme….

No había suficiente energía como para encontrarme (como siempre) en el sol… no había ni motivos, ni abismos…. Solo esa extraña sensación de perder todo sin desear la nada. Me levante, me acosté, me arrodille y volví a levantarme,,,,, para entonces, el calendario no respondía mis preguntas, solo se interesaba por girar, mientras yo, gritando, le pedía que retroceda, que intente quebrar sus leyes, destrozar su destino y devolver parte de lo que me había quitado. Me acosté, me acosté, me arrodille y volví a levantarme…

Abrí mis ojos, mire el cielo habitual…. no entendía porque las horas pasaban y mis deseos eran más que espinas y aguijones…. me levante, me arrodille, me arrodille y volví a levantarme………. Fruncí mi seño, como si buscara en mi interior el escape a tu ausencia… y resolví allí, resolver nuestro encuentro…… me levante, me arrodille, me acosté y no volví a levantarme.


Reseña Cirque du soleil

CIRQUE DU SOLEIL, VAREKAI

 

“En la cumbre de un volcán oculto en la frondosidad de un bosque, existe un mundo extraordinario… un mundo donde algo completamente diferente es posible. Un mundo llamado Varekai…

 

Así comienza esta magnífica puesta en escena. El inocente Ícaro pierde sus alas y cae del cielo a un universo de excentricidades maravillosas que lo envuelven en lo desconocido. En la aventura hacia su metamorfosis será ayudado por distintos seres que le tenderán su mano, lo enamorarán y le servirán de guía.

 

icarus

 

El Cirque du soleil nace de la ilusión de Guy Laliberté por canalizar su amor hacia las artes de una forma original. Desde que hace más de 25 años un grupo de artistas callejeros se diesen cita en Canadá para mostrar sus talentos, la compañía no ha parado de ofrecer espectáculos por todo el mundo. Una veintena de creaciones que han sabido deleitar a gente de todas las edades sin distinción alguna y que han sido mundialmente reconocidos con 42 premios entre 1989 y 2006.

 

El espectáculo que llega ahora España toma su nombre del lenguaje Romaní de los gitanos. Varekai es un “dondequiera”, en cualquier lugar, en cualquier sitio como habitaban esos gitanos, los nómadas. Nos encontramos por lo tanto ante un homenaje a este estilo de vida eternamente unido a la carrera circense.

 

71c1325ab9d537ce84a33506622ca

 

Dominic Champagne, el director de la majestuosa obra, usa su varita mágica para tutelar a un corto número de empleados de todas las especies (acróbatas aéreos, cómicos, actores, bailarines, cantantes, malabaristas, equilibristas…) que se transforman en un sin fin de seres habitantes de la tierra Varekai. Con más de cien incursiones sobre el escenario en la televisión y el circo, además de contar en su haber con numerosos premios, la compañía puede presumir de estar dirigida por la mejor opción.

 

La clave de la impresión que el espectáculo causa en su público no reside esencialmente en sus números sino en la creatividad y la magia de lo que se plasma en el escenario. Para ello se calza una escenografía digna de cualquier sueño propio de un artista como Dalí. Con varas de metal en el fondo por la que los artistas pueden trepar se crea la ilusión de un bosque en el cual se camufla la singular orquesta de sonidos oníricos en directo. Una gigantesca escalera de caracol conduce desde la trasera hasta la cumbre de un fingido volcán de luz que se centra sobre la cúpula del circo. Los encargados de estas ilusiones son los experimentados Andrew Watson (director creativo) y Stéphane Roy (Escenógrafo).

 

080610m1

 

Sorprendente es sin duda el vestuario y el maquillaje de todos los artistas. Emulando seres fantásticos, se pueden observar colores alegres, figuras deformes pero estilizadas y máscaras imposibles que trasladan al espectador a una espiral de sueños y lugares procedentes de un mismo sitios.  Esto es posible gracias a la aguja de Eiko Ishioka (diseñadora de vestuario)y Natalie Gagné (diseñadora de maquillaje).

 

Pero si hay algo que deba destacarse del Cirque du soleil es el elenco de artistas tan variopintos con los que cuenta. Todos ellos, no sólo miembros de una familia o especialidad dentro del mundo del circo sino que además son plenos actores con o sin un título. Miradas cruzadas con un público entregado, haciéndoles partícipes en todo momento de lo que está teniendo lugar. Desde la primera aparición y presentación de la tierra extraordinaria y sus habitantes, los actores consiguen estremecer al más exigente siendo todo sensaciones y sentimientos. Ternura, miedo, alegría, timidez, curiosidad son sólo algunas de las palabras apropiadas para describir lo que palpita en cada asiento que rodea la “arena circular”.

 

El mensaje que se desea transmitir a través de todos los números es el deseo de vivir, de conocer y superar todos los miedos , de superar día a día los obstáculos que se nos plantan en el camino. A levantarse al caer, a renacer cual Ave Fénix de nuestras propias cenizas. Para ello, debemos percatarnos de que siempre hay luces para guiarnos en la eterna senda de la vida. Recuerdos y experiencias de los que valernos ante las dificultades y situaciones futuras que servirán de inspiración para ayudarnos en el cambio. La Prometida, El Vigía y el Guía serán los encargados de enseñar a Ícaro y el resto de los presentes esta filosofía durante las dos horas de duración del espectáculo.

 

varekai_rehears4_pa_joelryan-1178

 

La acción se plantea en catorce actos o números. El aro aéreo nos muestra las habilidades de una joven suspendida en el aire con un aro. Las correas aéreas sirven para enseñar la complicidad de dos jóvenes que se sincronizan para crear figuras en las nubes. El vuelo de Ícaro es la incursión del protagonista en nuestras vidas que por medio de una red plasma sensiblemente su caída desde el cielo. Por otro lado nos topamos con una danza georgiana inspirada en los combates de dicha potencia con sus enemigos. No es menos estimulante el ejercicio de flexibilidad resultado de los equilibrios sobre unas varas o los Juegos Icarianos en los que una familia realiza una serie de números de malabarismos humanos. Precisamente los malabares son el fuerte del artista Octavio Alegría que a través de balones, sombreros o pelotitas de ping pong nos lleva a lo imposible. Unos Columpios rusos sirven a otros acróbatas a realizar increíbles saltos individuales y cruzaros que dejaran a más de uno sin aliento. Mientras que una superficie deslizante nos transporta al mar gracias a los movimientos y saltos que los actores realizan sobre ella.

 

Especialmente sobrecogedor es el Solo sobre muletas efectuado cual marioneta que maneja los propios hilos de su vida. Este esperanzador número se ve animado por la danza de cuatro mujeres sobre un Triple Trapecio que incitan a la sensualidad y el jugueteo. Números todos ellos aderezados por el humor de unos clown, como no pueden faltar en ningún circo, peculiares por el absurdo de sus números en los que uno no puede dejar de reír. Tampoco podían faltar los niños, que a través de los Meteoros de agua nos recuerdan lo importante y frágil que es la pureza del alma.

 

GERMANY-CIRCUS-CIRQUE-DU-SOLEIL-VAREKAI

 

Los cuatro elementos se dan cita en esta carpa de emociones que le mantendrá pegado a la butaca con una sensación de bienestar y felicidad provocado por las sonrisas y los aplausos constantes que en usted sacará el propio espectáculo. Un show con un precio quizás un poco elevado pero que realmente merece la pena antes que desprenderse del dinero en otros vicios. Una obra maestra en todos los sentidos.

 

Con ánimo de halagar

Hay días que el periodista en proyecto amanece en cruz. El futuro de la profesión pinta tan negro como el medio ambiente. Cuando una vuelve la vista atrás y recuerda lo que un día fue, no puede menos que ponerse melancólica. Y es que cuando se llega a la carrera del journalist, o es lo único que siempre soñaste con hacer y que te veías ejerciendo durante el resto de tu vida o saldrás con ganas de estudiar siete u ocho años medicina. Si se pertenece al primer grupo seguramente se salga vivo a pesar de las adversidades, otra cosa es la trayectoria una vez fuera de las dulces paredes que recubren la tarta de chocolate que es el ámbito universitario.

Estando a punto de terminar el ciclo escolar de la vida, te empiezan a pedir que pienses a qué te vas a dedicar hasta que te jubiles y lo cierto es que no se suele tener excesivamente claro. Si se me permite hablar mirándome el ombligo, yo era de las tozudas a las que nadie ni nada van a hacerla cambiar de opinión. Profesores y directivos del lugar al que acudía cada día para formarme como estudiante, y porqué no, también como persona, pasaron meses disuadiéndome de tomar el camino que me llevaría (decían) a pasar una vida de miserias, calamidades, sin familia o una familia rota, sin un rumbo fijo, atada al trabajo. Se referían, como no, al camino del periodista. Pero yo tenía otra visión del periodismo, una que ha vuelto a mi cabeza al leer a Pérez-Reverte.

Francisco Amores no tenía estudios, sin embargo le apasionaba leer y escribir, era inquieto, así que acabó trabajando para el ABC. Tal era su éxito, tal su facilidad y amor para encontrar la noticia, y lo más importante, buscarla, que en ocasiones llegaba a plasmar sus escritos hasta llenar el periódico del día por completo. La que escribe no tuvo ocasión de saber esto hasta que tuvo 18 años y confesó en familia hacia dónde quería encaminar su vida. Apenas conocí a mi abuelo, no supe a qué se dedicó hasta aquel momento, sin embargo siempre supe que quería ser periodista. Y la periodista que yo deseaba ser era justo aquella que vi en los relatos que aún se conservaban de mi abuelo. Hace poco, coincidí con Antonio Burgos y me emocioné al escuchar un “Tu abuelo sí sabía ser periodista, yo lo aprendí todo con tu abuelo”.

Arturo no busca la noticia, porque no es a lo que se dedica, pero sí escribe como debiera hacerlo cualquier otro. El miedo a no avanzar, a que no se nos permita ser grandes y conocidos nos mantiene atados a las líneas editoriales de los periódicos, a las ideologías de las cadenas, de un modo que la subjetividad, por más que durante cinco años se te enseñe como tu máxima meta, no existe. Y no es que la subjetividad sea mala, no lo sería si realmente pudiese expresarse y confesarse como tal, pero eso por supuesto no sería conveniente. El periodismo está vendido, pero al leer cosas tales como “Con ánimo de Ofender” de Arturo Pérez Reverte, el sueño que se tiene desde enanos sigue vivo. Esa idea de poder decir lo que quieras y como quieras, de poder ser verdaderamente subjetivo como individuo y no como medio, es lo que te mantiene con fuerzas, y es a lo que te aferras cuando las clases y el día a día se te hacen un invierno frío.

Aquí el escritor tiene la oportunidad de brindarnos sus más duras críticas sin dejar atrás su estilo original. La “ofensa” que nos muestra llega a ser halagadora, al menos para quien cree en las causas justas. Compartiendo o sin compartir opiniones, es de sabios quitarse en sombrero ante tal valía. Hoy día hay temor a pasar ciertas líneas. Ya sea en radio, prensa o televisión. Chapó.

Admiración

En LA UNIVERSITARIA, hoy hemos tenido la suerte de ser recibidos por el Letrado de los Servicios Jurídicos de la Universidad de Sevilla en su despacho del Rectorado. Francisco Barrero Castro, a sus 45 años y con 20 de experiencia en el mundo de la abogacía, nos muestra en la entrevista que nos ha concedido, los valores de antaño, y nos indica los caminos a seguir para llegar lejos en nuestras distintas y futuras profesiones.

 

 

 

UTA: Buenas tardes, para poner en antecedentes a los lectores, háganos un breve recorrido por su carrera profesional.

 

F.B.C: Empiezo como pasante que es una especie de aprendiz de otros abogados con mayor experiencia a finales de 1986, dándome de alta en el Colegio de Abogados de Sevilla, y comienzo a acudir en 1987 con asiduidad a juicios laborales (en aquel entonces a la Magistratura de Trabajo, hoy Juzgados de lo Social), aunque también hacia otras cosas. En el año 1.989 se me presenta la posibilidad de entrar a trabajar en una Organización Sindical como Abogado, lo que compagine con mi Despacho Profesional hasta el año 2000, en que pase a la situación de excedencia en aquella organización para dedicarme sólo a mi Despacho y como abogado apoderado de un organismo autónomo de la Administración. Esto se da hasta el 1 de marzo de 2002 en que comienzo mi actividad como letrado y funcionario de la Universidad de Sevilla.

 

UTA: Han sido, por tanto, muchos los trabajos por los que ha pasado, supongo pues que habrán sido muchos los compañeros y amigos que ha sacado de ellos, ¿o existe rivalidad en el mundillo?

 

F.B.C: ¡MUCHISIMOS!, y la rivalidad sólo puede entenderse profesionalmente, dado los diferentes intereses en juego y en consecuencia sólo durante el tiempo que dura el Juicio o el pleito. La gente muchas veces no entiende que te puedas tomar un café, una cerveza o fumar un cigarro o incluso hablar con el abogado contrario; yo siempre lo he intentado y es precisamente por eso por lo que creo tener muchos y buenos amigos en la profesión, a pesar de habernos enfrentado en multitud de ocasiones y en muchísimos juicios o procedimientos, pues precisamente de esa “rivalidad” surge el compañerismo, la amistad e incluso la relación personal.

 

UTA: Hablemos ahora de su actualidad laboral, ¿en qué consiste exactamente el puesto que desempeña y cómo accede a él?

 

F.B.C: Mi puesto como letrado de los servicios jurídicos de la Universidad de Sevilla consiste en la defensa de los intereses y derechos de la Universidad de Sevilla en cualquier tipo de procedimiento (administrativo o judicial) que se tenga que entablar o que frente a la misma se siga. La forma de acceder a él fue superando primero un concurso oposición al que me presenté en diciembre de 2001 convocado para cubrir la plaza con carácter interino y después superar otro concurso oposición convocado en Julio de 2005 para cubrir la plaza en propiedad, siendo desde el mes de Mayo del 2006 funcionario de carrera.

 

UTA: Hablando de oposiciones, a los jóvenes de hoy día les preocupa mucho la problemática de los coloquialmente conocidos como “enchufes”, y les desanima a la hora de opositar ¿qué les diría para de algún modo, alentarles?

 

F.B.C: Bueno, pues yo lo único que le puedo decir es que de “enchufes” entiendo más bien poco, tal vez de eso sepa más un electricista (RISAS), pero cualquiera que se presenta a una oposición libre en la Administración mediante una convocatoria pública, sabe realmente que eso no es así, las convocatorias son públicas, los baremos que se aplican, cuando los hay, también lo son, y el desarrollo de las pruebas igual, no obstante mi experiencia es que es mas fácil y sobre todo cómodo criticar que estudiar, ¡QUE SE DEJEN DE ESCUSAS E HINQUEN LOS CODOS! Pero las personas somos así y supongo que no se puede evitar.

 

UTA: Y sobre esa comodidad de la que habla, ¿opina que los alumnos de nuestros generación están igual de predispuestos y preparados que los de antaño?

 

F.B.C: Supongo que habrá de todo, gente que lo tiene muy claro y otros no, pero por los casos que me llegan, NO. En mi época era impensable que unos padres vinieran a la universidad a hacer una gestión que correspondía a sus hijos por ser mayores de edad (matricula, revisión de calificaciones, reclamaciones, etc.), hoy esto si se ve. Por otro lado, la conducta de algunos alumnos hacia sus profesores y la propia Universidad deja mucho que desear, es como si se hubiera perdido el respeto o el principio de autoridad, que en mi época era igualmente impensable, independientemente del nivel de exigencia, que es normal. También creo que los alumnos de hoy están más conectados a lo virtual que a lo real, y una cosa es mandar un sms o participar en un foro con determinadas expresiones (abreviaturas) y otra muy distinta, es reproducir dichas expresiones en exámenes, instancias o escritos, lo cual en la actualidad cada vez se ve más, y crea  muchas más faltas de ortografía.

 

UTA: ¿Su despacho se encuentra precisamente en el Rectorado, compartiendo edificio con la Facultad de Derecho, ha cambiado mucho desde su época estudiantil?

 

F.B.C: monumental e históricamente, no mucho (RISAS), lo que sí ha cambiado ha sido su dotación por ejemplo de ordenadores, te los encuentras por todos lados, en mi época (1980-1985) eso no se veía casi en ningún sitio; no sabéis la suerte que tenéis.

 

UTA: Y volviendo al terreno laboral, aquí en el Rectorado, ¿cuáles son las partes positivas y negativas de su trabajo?

 

F.B.C: Pues entre las positivas estaría en primer lugar el buen equipo que tenemos en la actualidad, el ambiente es muy bueno y eso es fundamental en cualquier trabajo pues te comprometes aun más, en segundo la formación que la propia Universidad te facilita y posibilita, así como las posibilidades de promoción dentro y fuera de la Institución. En cuanto a las negativas, aunque parezca mentira, la cantidad de trabajo que tenemos y su carácter multidisciplinar (abarcamos casi todo tipo de materias, procedimientos y causas), que a veces se hace muy difícil de llevar, dado los plazos legales que nos vienen impuestos para su resolución.

 

 

 

UTA: ¿Hay algún caso que le haya dejado huella últimamente?

 

F.B.C: Hay varios, pero me quedo con uno, en que el Juicio empezó a las 9,30 horas de la mañana y terminó a la 1,30 de la madrugada del día siguiente, solo paramos para comer al medio día, no hubo merienda ni cena.

 

UTA: Y de sus anteriores puestos, ¿hay alguno que no olvide?

 

F.B.C: Siempre hay casos que te dejan marcado y que nunca puedes olvidar, los que no te salen como tu querías porque nunca dejas de darle vueltas a lo que deberías o no haber dicho o hecho, y los que te salen bien, ya sea por el esfuerzo empleado, las circunstancias concretas de las personas afectadas o del caso, pero sobre todo, salgan bien o mal, cuando te reconocen el trabajo que has hecho, esos casos nunca se te olvidan.

 

UTA: Por último, para aquellos que vayan acceder al mundo laboral en el futuro ¿Le quita mucho tiempo su trabajo para estar con los suyos o la dedicación y la familia son perfectamente compatibles?

 

F.B.C: Se hace lo que se puede, y se intenta por todos los medios que el trabajo no afecte, la única solución es que cuando no se puede terminar el trabajo en la oficina te lo llevas a casa, mi trabajo, como dije antes, esta sujeto por lo general a una serie de plazos, y por lo tanto hay que cumplirlos. Pero que no se preocupen por eso, si se quiere, se puede.

 

UTA: Francisco Barrero, muchísimas gracias por su atención, ¿algún último mensaje para nuestros lectores?

 

F.B.C: Gracias a vosotros y como comentario último, pues que estudien más y que espero no encontrármelos en ningún juicio (RISAS).

 

su sonrisa,mi mirada

 

 

  

 

Perfil Reina Sofía

SOFÍA DE GRECIA, UNA VENTANA “IN-DISCRETA”

 

Las páginas de las revistas se enriquecen de los líos y amoríos de reyes, reinas, príncipes y princesas. Desde Mónaco hasta Reino Unido, las monarquías europeas suscitan la curiosidad en sus ciudadanos. En nuestra España “la de siempre, la de casa, la de toda la vida” las coronas están más in que nunca. Sofía, una de las pocas griegas cuyo nombre y cargo conoce el populacho español, tras años a la sombra de los pinos de palacio, no ha podido evitar cantar como una folclórica. Con menos salero, pero con más pimienta que la que su rostro impávido muestra, supimos de unas supuestas declaraciones vertidas por la misma, a la periodista Pilar Urbano.

No imaginaba aquella que tuvo que huir de los caprichos territoriales de Mussolini en su infancia, que hay perseguidores a los que hay que temer más, esos animalejos depredadores conocidos como periodistas. La formación de la consorte de España en Alemania le aportaría la seriedad, que ha evitado su incursión en la vida pública estos años, lo cual combinado con sus posteriores estudios en Bellas Artes y Arqueología, llegarían a formar a la mujer cuyo nombre llevan incontables fundaciones, instituciones y museos.

Pero nuestra reina ya se ha empapado de una posible nuera modelo, un yerno deportista, otro fashion y por último una nuera precisamente periodista que fue la que puso en pie al oso del madroño. Tiempos modernos en los que incluso una mujer de aguas tranquilas capaz de pasear hasta estoques en el lomo con la cabeza alta, tiene que pronunciarse de vez en cuando. En este marco, la depredadora Urbano, consiguió que Su Majestad, no sabemos si bajo el influjo de la luna llena o el síndrome de Estocolmo, supuestamente le confesara unos pensamientos que la Casa Real tacha de “inexactos”.

Entre los temas que pudieron ser tratados según cuenta la periodista se encontrarían, algunos tan candentes como el aborto, la eutanasia o el matrimonio entre homosexuales, temas todos ante los cuales al parecer la griega se posiciona en contra. En el olvido quedaron los días en que la descendiente de Atenea, se dejaba tocar por el hechizo de Afrodita en cruceros, eventos y bodas reales; atrás dejó las mariposas de su idilio con el Borbón. ¿Se olvidaría al convertirse éste en Rey de nuestro amado país, de aquella frase que una vez se le escuchó decir?: “Hay que casarse con cabeza y corazón”.

El colectivo homosexual se pregunta si a ellos les falta lo uno o lo otro mientras Zapatero hincando la rodilla en el suelo afirmaba que “la Reina es respetada y querida dentro y fuera de nuestras fronteras. Y lo es porque a lo largo de estos 30 años ha desempeñado su tarea de manera impecable”. Y sin llegar a poner en duda las declaraciones del presidente, el país se divide entre anárquicos, monárquicos ofendidos, y monárquicos modernos.

 

Violado o no el principio de neutralidad de la Monarquía, si vivimos en una era en la que se paga a las amantes de pseudofamosos por dar su opinión sobre el apasionante mundo de (pongamos) la silicona, ¿porqué no va a poder dar su opinión la Reina de España? Debe ser frustrante para alguien que dedica su vida a viajar en representación de un país, no poder opinar sobre este.

A alguien que aún en su vejez se entrega a causas de ayuda a todo tipo colectivos (díganse la mujer, la infancia, la expansión empresarial, los drogadictos, o las artes) debería perdonársele un pequeño “error” como este. Pero ha sido una buena baza para los que quieren tacharla como poco de ir por el camino de la de Alba. La cuestión a juzgar tal vez sería si la señora Urbano ha traicionado la confianza de una amiga o si realmente Su Majestad mordió el anzuelo y se arrepintió luego de haberlo hecho. Fuera como fuese, hay que respetar a los mayores y también el derecho de libre expresión, esperemos que si El Jueves vuelve a sacar una viñeta monárquica, se recuerde este episodio en la Zarzuela…Sólo queda preguntarse, teniendo en cuenta los antecedentes, ¿Qué le diría la Reina a la Urbano sobre los toros?[

 

Noticia

Infancia y juventud: las etapas más “dulces” y las más obesas.

 

Casi un 14 % de niños y jóvenes de entre 2 y 24 años sufren obesidad en nuestro país.

 

Tras la alarma saltada recientemente por el caso del niño británico de 8 años y 89 kilos de peso, cuya custodia iba a ser retirada a los padres, el Ministerio de Sanidad y Educación y Ciencia, ponen en marcha En España, un plan para la prevención de la obesidad en la población más joven.

 

Aproximadamente 12.000 estudiantes de primaria de nuestro país, participarán en el programa contra el exceso de peso, que dará comienzo este mes en seis comunidades autónomas a la cabeza de este problema. Esta iniciativa surge a partir de los resultados del estudio EnKid de población que situaría como principales focos de la enfermedad en nuestro país a Canarias y Andalucía con entre un 26 y 29% de sobrepeso en las personas comprendidas entre 2 y 24 años de edad. Les siguen Murcia, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Ceuta y Melilla.

 

El Ministerio de Sanidad y Educación y Ciencia invertirá un millón de euros en el proyecto, que será valorado al finalizar el curso 2007-08, para comprobar si España sale de la lista por este récord de sobrepeso, que por el momento sólo es superado por  Grecia, Malta e Italia.

 

Susana Monereo (jefa del departamento de Endocrinología y nutrición del Hospital Universitario de Getafe) se ha encontrado en su hospital en los dos últimos años con más de 5 niños que superaban los 100 kilos, casos que llegan a requerir cirugía bariátrica. Para evitar esto, hay que comenzar por concienciar a los padres y la sociedad de que un niño gordito no es un niño sano, es un niño enfermo al que hay que apartar de hábitos como ver la televisión y comer dulces y encaminarlos hacia otros como la dieta mediterránea y hacer ejercicio.