Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Críticas y sucedáneos’ Category

CIRQUE DU SOLEIL, VAREKAI

 

“En la cumbre de un volcán oculto en la frondosidad de un bosque, existe un mundo extraordinario… un mundo donde algo completamente diferente es posible. Un mundo llamado Varekai…

 

Así comienza esta magnífica puesta en escena. El inocente Ícaro pierde sus alas y cae del cielo a un universo de excentricidades maravillosas que lo envuelven en lo desconocido. En la aventura hacia su metamorfosis será ayudado por distintos seres que le tenderán su mano, lo enamorarán y le servirán de guía.

 

icarus

 

El Cirque du soleil nace de la ilusión de Guy Laliberté por canalizar su amor hacia las artes de una forma original. Desde que hace más de 25 años un grupo de artistas callejeros se diesen cita en Canadá para mostrar sus talentos, la compañía no ha parado de ofrecer espectáculos por todo el mundo. Una veintena de creaciones que han sabido deleitar a gente de todas las edades sin distinción alguna y que han sido mundialmente reconocidos con 42 premios entre 1989 y 2006.

 

El espectáculo que llega ahora España toma su nombre del lenguaje Romaní de los gitanos. Varekai es un “dondequiera”, en cualquier lugar, en cualquier sitio como habitaban esos gitanos, los nómadas. Nos encontramos por lo tanto ante un homenaje a este estilo de vida eternamente unido a la carrera circense.

 

71c1325ab9d537ce84a33506622ca

 

Dominic Champagne, el director de la majestuosa obra, usa su varita mágica para tutelar a un corto número de empleados de todas las especies (acróbatas aéreos, cómicos, actores, bailarines, cantantes, malabaristas, equilibristas…) que se transforman en un sin fin de seres habitantes de la tierra Varekai. Con más de cien incursiones sobre el escenario en la televisión y el circo, además de contar en su haber con numerosos premios, la compañía puede presumir de estar dirigida por la mejor opción.

 

La clave de la impresión que el espectáculo causa en su público no reside esencialmente en sus números sino en la creatividad y la magia de lo que se plasma en el escenario. Para ello se calza una escenografía digna de cualquier sueño propio de un artista como Dalí. Con varas de metal en el fondo por la que los artistas pueden trepar se crea la ilusión de un bosque en el cual se camufla la singular orquesta de sonidos oníricos en directo. Una gigantesca escalera de caracol conduce desde la trasera hasta la cumbre de un fingido volcán de luz que se centra sobre la cúpula del circo. Los encargados de estas ilusiones son los experimentados Andrew Watson (director creativo) y Stéphane Roy (Escenógrafo).

 

080610m1

 

Sorprendente es sin duda el vestuario y el maquillaje de todos los artistas. Emulando seres fantásticos, se pueden observar colores alegres, figuras deformes pero estilizadas y máscaras imposibles que trasladan al espectador a una espiral de sueños y lugares procedentes de un mismo sitios.  Esto es posible gracias a la aguja de Eiko Ishioka (diseñadora de vestuario)y Natalie Gagné (diseñadora de maquillaje).

 

Pero si hay algo que deba destacarse del Cirque du soleil es el elenco de artistas tan variopintos con los que cuenta. Todos ellos, no sólo miembros de una familia o especialidad dentro del mundo del circo sino que además son plenos actores con o sin un título. Miradas cruzadas con un público entregado, haciéndoles partícipes en todo momento de lo que está teniendo lugar. Desde la primera aparición y presentación de la tierra extraordinaria y sus habitantes, los actores consiguen estremecer al más exigente siendo todo sensaciones y sentimientos. Ternura, miedo, alegría, timidez, curiosidad son sólo algunas de las palabras apropiadas para describir lo que palpita en cada asiento que rodea la “arena circular”.

 

El mensaje que se desea transmitir a través de todos los números es el deseo de vivir, de conocer y superar todos los miedos , de superar día a día los obstáculos que se nos plantan en el camino. A levantarse al caer, a renacer cual Ave Fénix de nuestras propias cenizas. Para ello, debemos percatarnos de que siempre hay luces para guiarnos en la eterna senda de la vida. Recuerdos y experiencias de los que valernos ante las dificultades y situaciones futuras que servirán de inspiración para ayudarnos en el cambio. La Prometida, El Vigía y el Guía serán los encargados de enseñar a Ícaro y el resto de los presentes esta filosofía durante las dos horas de duración del espectáculo.

 

varekai_rehears4_pa_joelryan-1178

 

La acción se plantea en catorce actos o números. El aro aéreo nos muestra las habilidades de una joven suspendida en el aire con un aro. Las correas aéreas sirven para enseñar la complicidad de dos jóvenes que se sincronizan para crear figuras en las nubes. El vuelo de Ícaro es la incursión del protagonista en nuestras vidas que por medio de una red plasma sensiblemente su caída desde el cielo. Por otro lado nos topamos con una danza georgiana inspirada en los combates de dicha potencia con sus enemigos. No es menos estimulante el ejercicio de flexibilidad resultado de los equilibrios sobre unas varas o los Juegos Icarianos en los que una familia realiza una serie de números de malabarismos humanos. Precisamente los malabares son el fuerte del artista Octavio Alegría que a través de balones, sombreros o pelotitas de ping pong nos lleva a lo imposible. Unos Columpios rusos sirven a otros acróbatas a realizar increíbles saltos individuales y cruzaros que dejaran a más de uno sin aliento. Mientras que una superficie deslizante nos transporta al mar gracias a los movimientos y saltos que los actores realizan sobre ella.

 

Especialmente sobrecogedor es el Solo sobre muletas efectuado cual marioneta que maneja los propios hilos de su vida. Este esperanzador número se ve animado por la danza de cuatro mujeres sobre un Triple Trapecio que incitan a la sensualidad y el jugueteo. Números todos ellos aderezados por el humor de unos clown, como no pueden faltar en ningún circo, peculiares por el absurdo de sus números en los que uno no puede dejar de reír. Tampoco podían faltar los niños, que a través de los Meteoros de agua nos recuerdan lo importante y frágil que es la pureza del alma.

 

GERMANY-CIRCUS-CIRQUE-DU-SOLEIL-VAREKAI

 

Los cuatro elementos se dan cita en esta carpa de emociones que le mantendrá pegado a la butaca con una sensación de bienestar y felicidad provocado por las sonrisas y los aplausos constantes que en usted sacará el propio espectáculo. Un show con un precio quizás un poco elevado pero que realmente merece la pena antes que desprenderse del dinero en otros vicios. Una obra maestra en todos los sentidos.

 

Anuncios

Read Full Post »

Hay días que el periodista en proyecto amanece en cruz. El futuro de la profesión pinta tan negro como el medio ambiente. Cuando una vuelve la vista atrás y recuerda lo que un día fue, no puede menos que ponerse melancólica. Y es que cuando se llega a la carrera del journalist, o es lo único que siempre soñaste con hacer y que te veías ejerciendo durante el resto de tu vida o saldrás con ganas de estudiar siete u ocho años medicina. Si se pertenece al primer grupo seguramente se salga vivo a pesar de las adversidades, otra cosa es la trayectoria una vez fuera de las dulces paredes que recubren la tarta de chocolate que es el ámbito universitario.

Estando a punto de terminar el ciclo escolar de la vida, te empiezan a pedir que pienses a qué te vas a dedicar hasta que te jubiles y lo cierto es que no se suele tener excesivamente claro. Si se me permite hablar mirándome el ombligo, yo era de las tozudas a las que nadie ni nada van a hacerla cambiar de opinión. Profesores y directivos del lugar al que acudía cada día para formarme como estudiante, y porqué no, también como persona, pasaron meses disuadiéndome de tomar el camino que me llevaría (decían) a pasar una vida de miserias, calamidades, sin familia o una familia rota, sin un rumbo fijo, atada al trabajo. Se referían, como no, al camino del periodista. Pero yo tenía otra visión del periodismo, una que ha vuelto a mi cabeza al leer a Pérez-Reverte.

Francisco Amores no tenía estudios, sin embargo le apasionaba leer y escribir, era inquieto, así que acabó trabajando para el ABC. Tal era su éxito, tal su facilidad y amor para encontrar la noticia, y lo más importante, buscarla, que en ocasiones llegaba a plasmar sus escritos hasta llenar el periódico del día por completo. La que escribe no tuvo ocasión de saber esto hasta que tuvo 18 años y confesó en familia hacia dónde quería encaminar su vida. Apenas conocí a mi abuelo, no supe a qué se dedicó hasta aquel momento, sin embargo siempre supe que quería ser periodista. Y la periodista que yo deseaba ser era justo aquella que vi en los relatos que aún se conservaban de mi abuelo. Hace poco, coincidí con Antonio Burgos y me emocioné al escuchar un “Tu abuelo sí sabía ser periodista, yo lo aprendí todo con tu abuelo”.

Arturo no busca la noticia, porque no es a lo que se dedica, pero sí escribe como debiera hacerlo cualquier otro. El miedo a no avanzar, a que no se nos permita ser grandes y conocidos nos mantiene atados a las líneas editoriales de los periódicos, a las ideologías de las cadenas, de un modo que la subjetividad, por más que durante cinco años se te enseñe como tu máxima meta, no existe. Y no es que la subjetividad sea mala, no lo sería si realmente pudiese expresarse y confesarse como tal, pero eso por supuesto no sería conveniente. El periodismo está vendido, pero al leer cosas tales como “Con ánimo de Ofender” de Arturo Pérez Reverte, el sueño que se tiene desde enanos sigue vivo. Esa idea de poder decir lo que quieras y como quieras, de poder ser verdaderamente subjetivo como individuo y no como medio, es lo que te mantiene con fuerzas, y es a lo que te aferras cuando las clases y el día a día se te hacen un invierno frío.

Aquí el escritor tiene la oportunidad de brindarnos sus más duras críticas sin dejar atrás su estilo original. La “ofensa” que nos muestra llega a ser halagadora, al menos para quien cree en las causas justas. Compartiendo o sin compartir opiniones, es de sabios quitarse en sombrero ante tal valía. Hoy día hay temor a pasar ciertas líneas. Ya sea en radio, prensa o televisión. Chapó.

Read Full Post »

SOFÍA DE GRECIA, UNA VENTANA “IN-DISCRETA”

 

Las páginas de las revistas se enriquecen de los líos y amoríos de reyes, reinas, príncipes y princesas. Desde Mónaco hasta Reino Unido, las monarquías europeas suscitan la curiosidad en sus ciudadanos. En nuestra España “la de siempre, la de casa, la de toda la vida” las coronas están más in que nunca. Sofía, una de las pocas griegas cuyo nombre y cargo conoce el populacho español, tras años a la sombra de los pinos de palacio, no ha podido evitar cantar como una folclórica. Con menos salero, pero con más pimienta que la que su rostro impávido muestra, supimos de unas supuestas declaraciones vertidas por la misma, a la periodista Pilar Urbano.

No imaginaba aquella que tuvo que huir de los caprichos territoriales de Mussolini en su infancia, que hay perseguidores a los que hay que temer más, esos animalejos depredadores conocidos como periodistas. La formación de la consorte de España en Alemania le aportaría la seriedad, que ha evitado su incursión en la vida pública estos años, lo cual combinado con sus posteriores estudios en Bellas Artes y Arqueología, llegarían a formar a la mujer cuyo nombre llevan incontables fundaciones, instituciones y museos.

Pero nuestra reina ya se ha empapado de una posible nuera modelo, un yerno deportista, otro fashion y por último una nuera precisamente periodista que fue la que puso en pie al oso del madroño. Tiempos modernos en los que incluso una mujer de aguas tranquilas capaz de pasear hasta estoques en el lomo con la cabeza alta, tiene que pronunciarse de vez en cuando. En este marco, la depredadora Urbano, consiguió que Su Majestad, no sabemos si bajo el influjo de la luna llena o el síndrome de Estocolmo, supuestamente le confesara unos pensamientos que la Casa Real tacha de “inexactos”.

Entre los temas que pudieron ser tratados según cuenta la periodista se encontrarían, algunos tan candentes como el aborto, la eutanasia o el matrimonio entre homosexuales, temas todos ante los cuales al parecer la griega se posiciona en contra. En el olvido quedaron los días en que la descendiente de Atenea, se dejaba tocar por el hechizo de Afrodita en cruceros, eventos y bodas reales; atrás dejó las mariposas de su idilio con el Borbón. ¿Se olvidaría al convertirse éste en Rey de nuestro amado país, de aquella frase que una vez se le escuchó decir?: “Hay que casarse con cabeza y corazón”.

El colectivo homosexual se pregunta si a ellos les falta lo uno o lo otro mientras Zapatero hincando la rodilla en el suelo afirmaba que “la Reina es respetada y querida dentro y fuera de nuestras fronteras. Y lo es porque a lo largo de estos 30 años ha desempeñado su tarea de manera impecable”. Y sin llegar a poner en duda las declaraciones del presidente, el país se divide entre anárquicos, monárquicos ofendidos, y monárquicos modernos.

 

Violado o no el principio de neutralidad de la Monarquía, si vivimos en una era en la que se paga a las amantes de pseudofamosos por dar su opinión sobre el apasionante mundo de (pongamos) la silicona, ¿porqué no va a poder dar su opinión la Reina de España? Debe ser frustrante para alguien que dedica su vida a viajar en representación de un país, no poder opinar sobre este.

A alguien que aún en su vejez se entrega a causas de ayuda a todo tipo colectivos (díganse la mujer, la infancia, la expansión empresarial, los drogadictos, o las artes) debería perdonársele un pequeño “error” como este. Pero ha sido una buena baza para los que quieren tacharla como poco de ir por el camino de la de Alba. La cuestión a juzgar tal vez sería si la señora Urbano ha traicionado la confianza de una amiga o si realmente Su Majestad mordió el anzuelo y se arrepintió luego de haberlo hecho. Fuera como fuese, hay que respetar a los mayores y también el derecho de libre expresión, esperemos que si El Jueves vuelve a sacar una viñeta monárquica, se recuerde este episodio en la Zarzuela…Sólo queda preguntarse, teniendo en cuenta los antecedentes, ¿Qué le diría la Reina a la Urbano sobre los toros?[

 

Read Full Post »

JIM CARREY- ¡OLVÍDATE DE MI! (2004) DE MICHEL GONDRY

 

Joel Barish (Jim Carrey) es un joven complejo que tras encontrar el amor y llegar al momento en que este comienza a apagarse, recibe un mazazo que acaba convirtiéndose en una segunda oportunidad. Clementine (excepcionalmente interpretada por una inspiradora Kate Winslet) es la típica novia “freak” que aparece por sorpresa y cambia la vida de todo hombre. Cuando la relación empieza a derrumbarse, la susodicha, conducida por sus impulsos cotidianos, decide acudir a una nueva clínica en la que borran todos los recuerdos que tiene de  Joel. Éste, al enterarse responde con la misma moneda, sin embargo, la mente es poderosa, y hay imágenes que no quieren ser borradas…

Michel Gondry, ex músico punk galo y director de videoclips (Bjork, Kylie Minogue), usa hilo dorado para bordar el que es su segundo largometraje como director, tras la también fulminante “Human Nature”. Cuenta una vez más en el guión con unos de los más brillantes escritores cinematográficos, el “anticlichetista” Charlie Kaufman (“Cómo ser John Malkovich”, “Adaptation” o “Confesiones de una mente peligrosa”) quien gusta de trabajar con otros directores de videoclips como Spike Jonze para darle ese toque de realismo dentro de surrealismo a sus guiones. El montaje de Valdís Oskardótirr, una fotografía sensible a la vez que explicativa y la estremecedora y suave banda sonora, completan la parte trasera de esta película que ningún amante del buen cine se puede perder.

El reparto secundario cuenta con un elenco de actores que incluso en papeles no protagonistas saben brillar con luz propia. Tom Wilkinson en el rol de Director de la clínica e inventor del método de olvido, Kirsten Dunst, ayudante y primera en experimentar tal sacrilegio, y Elijah Wood y Mark Buffalo como ayudantes de Wilkinson convierten la obra en un reflejo nada convencional y sin embargo exacto de lo que es el amor, y la vida.

Un guión, dirección y reparto de tal calibre, de cualquier modo, no sería sobresaliente sin un protagonista que diese la talla. Esta es sin duda hasta el momento, la mejor interpretación del actor Jim Carrey. El cómico deja el slapstick de “La máscara” o “Mentiroso compulsivo” y las carantoñas a las que nos tiene acostumbrados, para demostrar que su papel en “El show de Truman” no fue más que una muestra de todo el potencial que tiene este actor al que la mala crítica y los clichés, habían encasillado como humorístico sin ofrecerle guiones a los que pudiera sacar provecho.

Carrey, cuenta en el guiuón de Kaufman con un papel crucial. Es el héroe y a la vez el antihéroe; recordemos que Charlie huye en sus guiones de todo lo cotidiano, de las ñoñerías y por el contrario acaba presentando los sucesos tal y como son. A través de Jim, muestra las relaciones personales desde los más profundo, del primer encuentro a la desilusión y desesperanza, pasando por el conocimiento mutuo, las alegrías y las penas, los desencuentros de cualquier pareja y finalmente, como ocurre a veces o como debería ocurrir, cuando tras todo eso nos damos cuenta de cómo podría ser todo si viésemos lo que hacemos mal desde fuera y lo que nos llevó a tantos errores absurdos, para poder solventarlos.

Tras la máscara de Joel, el actor transmite desesperación, tragedia, esperanza y una abrumadora carga de capacidad de cambio humano y amor. En su recorrido durante la película interpreta tantas facetas en un solo rol que llega a asfixiarte dulcemente , necesitando más, más de ese caos que finalmente y gracias a la genialidad de director y guionista siempre tiene total y absoluta coherencia.

Un personaje que al principio del film llega a exasperarnos y caernos mal, que parece un poco tonto, acaba mostrando y de-mostrando lo más bello de toda relación y lo posible de todas ellas. Carrey acaricia con su exagerada inocencia, encandila cuando se deja llevar por el mundo de Clementine y permite que le enloquezca, y enamora cuando es capaz de cambiar radicalmente, reflexiona sobre lo ocurrido durante su noviazgo y se entrega, cogiendo el corazón con mano firme y apuñalando lo malo que a veces tiene la razón. En definitiva, destruye lo malo de las comedias románticas y sus protagonistas, descuartiza la eterna sonrisa de actores de este género como Hugh Grant y se burla de los convencionalismos a través de algo tan convencional como es el amor.

Jim se aleja definitivamente del rol de actor cómico para dejar patente que sólo acaba de empezar a mostrar todo lo que puede dar y que es un diamante bien pulido, que poco a poco y gracias a las oportunidades de serios directores y guionistas empieza a florecer y a callar las bocas de aquellos que sólo sabían ver en él excesivas gesticulaciones, vocecitas y caras raras.

“Eternal Sunshine of the Spotlless Mind” (título original de la película sacado de un texto del poeta Alexander Pope) es por el momento el mejor trabajo de este actor cuya carrea realmente acaba de empezar.

 

Read Full Post »