Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Trabajos facultativos’ Category

Admiración

En LA UNIVERSITARIA, hoy hemos tenido la suerte de ser recibidos por el Letrado de los Servicios Jurídicos de la Universidad de Sevilla en su despacho del Rectorado. Francisco Barrero Castro, a sus 45 años y con 20 de experiencia en el mundo de la abogacía, nos muestra en la entrevista que nos ha concedido, los valores de antaño, y nos indica los caminos a seguir para llegar lejos en nuestras distintas y futuras profesiones.

 

 

 

UTA: Buenas tardes, para poner en antecedentes a los lectores, háganos un breve recorrido por su carrera profesional.

 

F.B.C: Empiezo como pasante que es una especie de aprendiz de otros abogados con mayor experiencia a finales de 1986, dándome de alta en el Colegio de Abogados de Sevilla, y comienzo a acudir en 1987 con asiduidad a juicios laborales (en aquel entonces a la Magistratura de Trabajo, hoy Juzgados de lo Social), aunque también hacia otras cosas. En el año 1.989 se me presenta la posibilidad de entrar a trabajar en una Organización Sindical como Abogado, lo que compagine con mi Despacho Profesional hasta el año 2000, en que pase a la situación de excedencia en aquella organización para dedicarme sólo a mi Despacho y como abogado apoderado de un organismo autónomo de la Administración. Esto se da hasta el 1 de marzo de 2002 en que comienzo mi actividad como letrado y funcionario de la Universidad de Sevilla.

 

UTA: Han sido, por tanto, muchos los trabajos por los que ha pasado, supongo pues que habrán sido muchos los compañeros y amigos que ha sacado de ellos, ¿o existe rivalidad en el mundillo?

 

F.B.C: ¡MUCHISIMOS!, y la rivalidad sólo puede entenderse profesionalmente, dado los diferentes intereses en juego y en consecuencia sólo durante el tiempo que dura el Juicio o el pleito. La gente muchas veces no entiende que te puedas tomar un café, una cerveza o fumar un cigarro o incluso hablar con el abogado contrario; yo siempre lo he intentado y es precisamente por eso por lo que creo tener muchos y buenos amigos en la profesión, a pesar de habernos enfrentado en multitud de ocasiones y en muchísimos juicios o procedimientos, pues precisamente de esa “rivalidad” surge el compañerismo, la amistad e incluso la relación personal.

 

UTA: Hablemos ahora de su actualidad laboral, ¿en qué consiste exactamente el puesto que desempeña y cómo accede a él?

 

F.B.C: Mi puesto como letrado de los servicios jurídicos de la Universidad de Sevilla consiste en la defensa de los intereses y derechos de la Universidad de Sevilla en cualquier tipo de procedimiento (administrativo o judicial) que se tenga que entablar o que frente a la misma se siga. La forma de acceder a él fue superando primero un concurso oposición al que me presenté en diciembre de 2001 convocado para cubrir la plaza con carácter interino y después superar otro concurso oposición convocado en Julio de 2005 para cubrir la plaza en propiedad, siendo desde el mes de Mayo del 2006 funcionario de carrera.

 

UTA: Hablando de oposiciones, a los jóvenes de hoy día les preocupa mucho la problemática de los coloquialmente conocidos como “enchufes”, y les desanima a la hora de opositar ¿qué les diría para de algún modo, alentarles?

 

F.B.C: Bueno, pues yo lo único que le puedo decir es que de “enchufes” entiendo más bien poco, tal vez de eso sepa más un electricista (RISAS), pero cualquiera que se presenta a una oposición libre en la Administración mediante una convocatoria pública, sabe realmente que eso no es así, las convocatorias son públicas, los baremos que se aplican, cuando los hay, también lo son, y el desarrollo de las pruebas igual, no obstante mi experiencia es que es mas fácil y sobre todo cómodo criticar que estudiar, ¡QUE SE DEJEN DE ESCUSAS E HINQUEN LOS CODOS! Pero las personas somos así y supongo que no se puede evitar.

 

UTA: Y sobre esa comodidad de la que habla, ¿opina que los alumnos de nuestros generación están igual de predispuestos y preparados que los de antaño?

 

F.B.C: Supongo que habrá de todo, gente que lo tiene muy claro y otros no, pero por los casos que me llegan, NO. En mi época era impensable que unos padres vinieran a la universidad a hacer una gestión que correspondía a sus hijos por ser mayores de edad (matricula, revisión de calificaciones, reclamaciones, etc.), hoy esto si se ve. Por otro lado, la conducta de algunos alumnos hacia sus profesores y la propia Universidad deja mucho que desear, es como si se hubiera perdido el respeto o el principio de autoridad, que en mi época era igualmente impensable, independientemente del nivel de exigencia, que es normal. También creo que los alumnos de hoy están más conectados a lo virtual que a lo real, y una cosa es mandar un sms o participar en un foro con determinadas expresiones (abreviaturas) y otra muy distinta, es reproducir dichas expresiones en exámenes, instancias o escritos, lo cual en la actualidad cada vez se ve más, y crea  muchas más faltas de ortografía.

 

UTA: ¿Su despacho se encuentra precisamente en el Rectorado, compartiendo edificio con la Facultad de Derecho, ha cambiado mucho desde su época estudiantil?

 

F.B.C: monumental e históricamente, no mucho (RISAS), lo que sí ha cambiado ha sido su dotación por ejemplo de ordenadores, te los encuentras por todos lados, en mi época (1980-1985) eso no se veía casi en ningún sitio; no sabéis la suerte que tenéis.

 

UTA: Y volviendo al terreno laboral, aquí en el Rectorado, ¿cuáles son las partes positivas y negativas de su trabajo?

 

F.B.C: Pues entre las positivas estaría en primer lugar el buen equipo que tenemos en la actualidad, el ambiente es muy bueno y eso es fundamental en cualquier trabajo pues te comprometes aun más, en segundo la formación que la propia Universidad te facilita y posibilita, así como las posibilidades de promoción dentro y fuera de la Institución. En cuanto a las negativas, aunque parezca mentira, la cantidad de trabajo que tenemos y su carácter multidisciplinar (abarcamos casi todo tipo de materias, procedimientos y causas), que a veces se hace muy difícil de llevar, dado los plazos legales que nos vienen impuestos para su resolución.

 

 

 

UTA: ¿Hay algún caso que le haya dejado huella últimamente?

 

F.B.C: Hay varios, pero me quedo con uno, en que el Juicio empezó a las 9,30 horas de la mañana y terminó a la 1,30 de la madrugada del día siguiente, solo paramos para comer al medio día, no hubo merienda ni cena.

 

UTA: Y de sus anteriores puestos, ¿hay alguno que no olvide?

 

F.B.C: Siempre hay casos que te dejan marcado y que nunca puedes olvidar, los que no te salen como tu querías porque nunca dejas de darle vueltas a lo que deberías o no haber dicho o hecho, y los que te salen bien, ya sea por el esfuerzo empleado, las circunstancias concretas de las personas afectadas o del caso, pero sobre todo, salgan bien o mal, cuando te reconocen el trabajo que has hecho, esos casos nunca se te olvidan.

 

UTA: Por último, para aquellos que vayan acceder al mundo laboral en el futuro ¿Le quita mucho tiempo su trabajo para estar con los suyos o la dedicación y la familia son perfectamente compatibles?

 

F.B.C: Se hace lo que se puede, y se intenta por todos los medios que el trabajo no afecte, la única solución es que cuando no se puede terminar el trabajo en la oficina te lo llevas a casa, mi trabajo, como dije antes, esta sujeto por lo general a una serie de plazos, y por lo tanto hay que cumplirlos. Pero que no se preocupen por eso, si se quiere, se puede.

 

UTA: Francisco Barrero, muchísimas gracias por su atención, ¿algún último mensaje para nuestros lectores?

 

F.B.C: Gracias a vosotros y como comentario último, pues que estudien más y que espero no encontrármelos en ningún juicio (RISAS).

 

su sonrisa,mi mirada

 

 

  

 

Read Full Post »

Noticia

Infancia y juventud: las etapas más “dulces” y las más obesas.

 

Casi un 14 % de niños y jóvenes de entre 2 y 24 años sufren obesidad en nuestro país.

 

Tras la alarma saltada recientemente por el caso del niño británico de 8 años y 89 kilos de peso, cuya custodia iba a ser retirada a los padres, el Ministerio de Sanidad y Educación y Ciencia, ponen en marcha En España, un plan para la prevención de la obesidad en la población más joven.

 

Aproximadamente 12.000 estudiantes de primaria de nuestro país, participarán en el programa contra el exceso de peso, que dará comienzo este mes en seis comunidades autónomas a la cabeza de este problema. Esta iniciativa surge a partir de los resultados del estudio EnKid de población que situaría como principales focos de la enfermedad en nuestro país a Canarias y Andalucía con entre un 26 y 29% de sobrepeso en las personas comprendidas entre 2 y 24 años de edad. Les siguen Murcia, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Ceuta y Melilla.

 

El Ministerio de Sanidad y Educación y Ciencia invertirá un millón de euros en el proyecto, que será valorado al finalizar el curso 2007-08, para comprobar si España sale de la lista por este récord de sobrepeso, que por el momento sólo es superado por  Grecia, Malta e Italia.

 

Susana Monereo (jefa del departamento de Endocrinología y nutrición del Hospital Universitario de Getafe) se ha encontrado en su hospital en los dos últimos años con más de 5 niños que superaban los 100 kilos, casos que llegan a requerir cirugía bariátrica. Para evitar esto, hay que comenzar por concienciar a los padres y la sociedad de que un niño gordito no es un niño sano, es un niño enfermo al que hay que apartar de hábitos como ver la televisión y comer dulces y encaminarlos hacia otros como la dieta mediterránea y hacer ejercicio.

Read Full Post »